Los retratos de niños suelo hacerlos en acuarela

 

y los de adultos en óleo (técnica mixta de óleo, acrílico y tinta china)