Cajasur de BBK

Hoy hemos sabido la decisión del Banco de España de adjudicar Cajasur a BBK. En Córdoba donde resido se vive con intensidad cualquier noticia relacionada con la que hasta hoy ha sido única entidad financiera cordobesa. 

 

Aunque la decisión es negativa para la economía andaluza, ya que sale de nuestra comunidad el centro de decisión, se trata de una buena noticia para los trabajadores y clientes de Cajasur. Para los trabajadores porque la caja vasca no tiene apenas oficinas en Andalucía situación que contrasta abiertamente con lo que hubiese ocurrido si la otra favorita, la malagueña Unicaja, se hubiese quedado con la entidad, lo que hace prever un menor número de despidos. Respecto a los clientes entiendo que también han salido beneficiados si comparamos los ratios de solvencia de la caja vasca y la andaluza.

 

A pesar de las presiones recibidas desde la política andaluza, el Banco de España ha tomado una decisión profesional e independiente, que al menos a priori parece basada en criterios económicos y no políticos. 

 

Pero dejando a un lado al gran perjudicado, la Junta de Andalucía y a los grandes beneficiados, los trabajadores, muchos nos preguntamos en el día en que se ha conocido la decisión, qué consecuencias tiene para la economía cordobesa. Mi opinión es que a corto plazo es bueno porque asegura más empleos y aporta más solvencia. Pero a largo plazo también ya que se la han quedado los mejores gestores, y porque probablemente Córdoba pueda tener más independencia respecto de Bilbao que respecto de Málaga. 

 

De todas formas me da la impresión de que la nueva Cajasur no durará muchos años en manos de los vascos y, una vez la conviertan en rentable, tendrán que venderla ya que los clientes empezarán a molestarse cada vez que el PNV pretenda nuevos avances nacionalistas o ETA perpetre nuevas fechorías. Mientras tanto van a tener que hacer mucho marketing proandaluz con la Obra social para que los clientes no se muevan de donde están.